25° GUATEMALA
25/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Salvando la patria

¿A quién le toca la tarea de salvación? ¡A usted y a mi! Pareciera que es muy poco lo que podemos hacer en nuestro metro cuadrado pero no es así.

Guatemala
Carolina Castellanos |
29 de julio, 2022

La reacciones a semejante título son diversas.  La clásica es “a mi no me toca”, seguida por “el gobierno es el responsable de hacerlo”. Definitivamente, es responsabilidad de los funcionarios públicos resolver la problemática nacional y contribuir a tener un mejor país. Sin embargo, esto no sucede. La vasta mayoría se dedica a asegurar su futuro económico mientras “hacen como si hicieran algo”.  Siendo así las cosas, con muy pocas honrosas excepciones, la llamada “clase política” está lejos de salvar otra cosa que no sea su pescuezo.

La mal llamada “comunidad internacional” se ha tomado la tarea de querer salvar a Guate. ¿De qué? Es una buena pregunta. Se meten de “shutes” en todos lados y, como tienen dinero, pretenden hacer valer sus mandatos. Éstos intrometidos, que en tiempos pasados sí contribuían a mejorar las condiciones de vida de muchos, ahora imponen agendas, se meten a querer salvar nuestra patria de acuerdo a sus designios e intereses particulares.

En los últimos tiempos han surgido personajes que dicen querer salvar la patria. Por supuesto, la verborrea es abundante al declarar todo lo malo que tiene nuestra Guate y cómo debería ser. Los que han figurado en el ámbito político son aquellos que se sienten todopoderosos y dicen que lo harán. Aquí hay de todo: empresarios, oenegeros, políticos reciclados, comerciantes que han triunfado en su negocio y ahora tienen mucho pisto, etc. De este caldo de cultivo de ideas y propuestas surgen muy pocas viables y no van acompañadas de la ruta a seguir para salvar Guate.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La pregunta fundamental de todo esto es: ¿de qué debemos salvar a nuestra patria? Yo empezaría por decir que debemos salvarla ¡de todos los mencionados anteriormente! Se han vuelto una plaga que, lejos de acabarse, se multiplica. Las mieles del poder son embriagantes.

Debemos salvarla de tanta pobreza, subdesarrollo, pésima calidad educativa, desnutrición altísima en nuestros niños, carencia de servicios básicos en las áreas lejanas y de tantas otras cosas que limitan la capacidad de tener una gran nación.

¿A quién le toca la tarea de salvación? ¡A usted y a mi! Pareciera que es muy poco lo que podemos hacer en nuestro metro cuadrado pero no es así. Ese ámbito de acción que cada uno tenemos es vital. Nos toca ser superhéroes.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER