Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Presupuesto 2022: Rubro de inversión sigue en deterioro, mientras que funcionamiento va en aumento

Sandra Vi
21 de noviembre, 2021

El Presupuesto de la Nación sube año con año, pero la proporción hacia la inversión va en deterioro, en tanto que el rubro de funcionamiento sigue en aumento. Esta es la conclusión y lo que más preocupa a distintos sectores que analizan el impacto del gasto público en la vida de los guatemaltecos.

El Congreso aprobó el jueves 18 de noviembre el Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Nación para el 2022 por Q106 mil 229 millones 467 mil. Algunos sectores mostraron su descontento, otros avalaron el nuevo techo presupuestario, mientras que el sector privado anunció que vigilará cómo y dónde se ejecutan los impuestos.

Por ejemplo, el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) y la Alianza Técnica de Apoyo al Legislativo (ATAL), desde hace algunos meses comenzaron a analizar el proyecto de presupuesto, y evidenciaron que en la estructura original del proyecto existe una marcada disminución del rubro de inversión.

Análisis mensual de CABI Analytics, artículos de análisis económico negocios y sector empresarial. Recibe en tu mail cada mes

Para el análisis utilizaron como referencia la propuesta que el Ejecutivo por medio del Ministerio de Finanzas (Minfin), presentó a la Comisión de Finanzas del Congreso de la República el 2 de septiembre, y que fue de Q103 mil 992.5 millones de los cuales Q70 mil 420 millones se deberían de destinar para funcionamiento, Q18 mil 260 millones para inversión y Q15 mil 312 para deuda pública.

Pero el 9 de noviembre la Comisión, después del periodo de audiencias y revisar el monto de recaudación tributaria, anunció que su propuesta se centraría en la discusión de un techo de Q105 mil 939 millones, es decir, Q1 mil 947 millones más de lo planteado. Entonces la asignación presupuestaria para funcionamiento sería de Q72 mil 198 millones; para inversión Q18 mil 429 millones y Q15 mil 312 para deuda.

Propuesta del Ejecutivo para el presupuesto General de Egresos de la Nación para el 2022.

Propuesta de la Comisión de Finanzas y Tesoro del Congreso de la República para el presupuesto General de Egresos de la Nación para el 2022.

Presupuesto para inversión

Jorge Lavarreda, investigador asociado del CIEN, explicó que de acuerdo con los análisis elaborados por la institución y tomando como base el proyecto de presupuesto presentado por el Ejecutivo, los Q18 mil 260 millones destinados para inversión se dividen en tres áreas y fueron asignados con los siguientes montos:

  1. Inversión Real Directa (física) : Q4 mil 288 millones
  2. Transferencias de Capital : Q13 mil 810 millones
  3. Inversión Financiera : Q160 millones

De acuerdo con el analista, en la categoría de Inversión Física (destinado a obras) existen 2 mil 318 proyectos. Añadió que “el proyecto más pequeño tiene un valor de Q62 mil y el más grande es de Q108 millones 260 mil.

“Podemos decir que en promedio los proyectos de las obras rondan entre los Q2 millones 423 mil 703“, dijo. Recalcó que la mayor parte de los destinado para la inversión física es para el Ministerio de Comunicaciones, en el renglón de carreteras.

  • Deberías leer:

Hermann Girón: “El Observatorio del Presupuesto será crítico y permanente los doce meses del año”

Cacif activará Observatorio del Presupuesto para analizar cómo y en qué se invierte el gasto público

Presupuesto 2022: ¿Quiénes se benefician con los cambios aprobados a última hora?

Congreso aprueba Presupuesto 2022 que asciende a Q106 mil 229 millones

Presupuesto 2022: Diputados se recetan Q980 millones que incluye aumento para nuevas plazas y alimentación

También comentó que las Transferencias de Capital “prácticamente son en obligaciones del Estado a cargo del Tesoro. Por ejemplo, las transferencias que se realizan a las municipalidades y a los Consejos Comunitarios de Desarrollo Urbano y Rural (Cocodes). Pero el problema es que se destina a proyectos pequeños. La mayor parte del presupuesto asignado para inversión corresponde a esta área”.

Mientras que la Inversión Financiera se refiere a los desembolsos que el sector público destina para participaciones de capital, adquisición de acciones u otros valores representativos de capital de empresas públicas, así como de instituciones nacionales e internacionales y la concesión de préstamos a corto y largo plazo, de carácter reintegrable.

De acuerdo con Lavarreda, estas distribuciones son insuficientes. “Existe un desequilibrio entre la función e inversión y debido a esto no se pueden prestar de una forma adecuada los servicios. Se han enfatizado en cumplir los pactos colectivos de trabajo y aumentos salariales; lo cual consume recursos que no se pueden dedicar a inversión y que sí se necesitan, sobre todo ahora”.

Hallazgos de los analistas

En la propuesta del proyecto realizada por el Ejecutivo se refleja una reducción de los gastos de funcionamiento de 2.1% y una disminución del gasto de inversión de 12.9%, mientras el endeudamiento público aumentaría 4.8%. Esto concluye ATAL, conformada por Fundación 2020, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), y la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa).

Además, el estudio revela que de 2013 a 2021 los gastos de funcionamiento como proporción del presupuesto, han tenido una tendencia al alza; y para 2022 este comportamiento se mantendría.

“A cambio de ello, la inversión se ha venido reduciendo como porcentaje del presupuesto. Cabe indicar que, como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), el gasto de inversión sigue siendo históricamente moderado (sólo alrededor del 0.6%). Y considerando los históricos precedentes de baja ejecución presupuestaria. Es probable que tampoco se materialice toda la inversión presupuestada”, se lee en el documento.

“Se puede notar como año con año se destina una mayor parte del presupuesto para funcionamiento, en desmedro de la inversión; con el correspondiente efecto en el bienestar social, porque ese tipo de inversión se destina al desarrollo de obras como escuelas, hospitales y centros de readaptación social, entre otros. Así como en la generación de empleos y en general para la economía, además de mantenernos condenados a tener una infraestructura menos competitiva para el movimiento de mercancías y personas”, según ATAL.

Mientras que el análisis del CIEN revela que en la propuesta presentada por el Ejecutivo, en septiembre de 2021, la inversión como parte del presupuesto total disminuiría desde el 32.2% en el periodo 1996-1999 a 17.6% para el año 2022, mientras que los gastos de funcionamiento aumentarían de 51.2% a 67.7% en igual periodo de tiempo.

Te sugerimos leer:

10 hallazgos del proyecto de presupuesto para 2022

Cómo se aprueba el presupuesto General en Guatemala

Síguenos en Google News


SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR