Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Perspectivas macro: Guatemala retoma su ritmo

Arte: Gabo@
Geldi Muñoz
09 de enero, 2024

Es noticia. Para 2024, se prevé que la actividad económica registre un crecimiento entre 2.5 y 4.5% (valor central 3.5). Según el presidente del BANGUAT, Álvaro González Ricci, “crecería a un ritmo equivalente a su tasa potencial, lo cual demuestra la resiliencia de la economía nacional”.

  • El pronóstico estaría apoyado en el comportamiento favorable de la demanda interna. Agregó que “esta se deriva del incremento esperado en empleo, salarios, remesas familiares, crédito bancario al sector privado, inversión en construcción y estabilidad de precios”.
  • Lo mismo ocurre con la mejora de la confianza económica, a medida que se disipa la incertidumbre política. Se prevé también un impulso positivo por la recuperación de la demanda externa de los principales socios comerciales, particularmente EE. UU.
  • En el nivel de precios, se anticipa que la inflación permanecerá dentro del rango meta a lo largo del año, situándose en 4% a finales del mismo. Es decir, en el valor establecido por la Junta Monetaria (4.0% +/- 1 punto porcentual).

Qué destacar. El BANGUAT estimó que la economía cerraría 2023 con un 3.5% de aumento del PIB. Esta cifra queda lejos del 8 de la recuperación de la pospandemia (2021) y más cercana al 4.1 de 2022.

  • Se retornó al ritmo de largo plazo, pese al complejo entorno internacional y la incertidumbre política interna. Al mismo tiempo, se conservó el impulso ante la resiliencia frente a choques externos e internos.
  • Estos datos se recogen en la “Evaluación de la política monetaria, cambiaria y crediticia, a noviembre de 2023, y Perspectivas Económicas para 2024” de la mencionada entidad.
  • El documento destaca que en el año pasado la formación bruta de capital fijo crecería por la construcción de edificaciones de uso residencial y no residencial. Hubo un mayor número de licencias autorizadas.

Voces. Ricardo Rodríguez, analista económico senior del CABI, consideró una expectativa más baja que el 3.5% del FMI, pero dentro del rango planteado por el Banco Central. Confía en que la economía crezca cerca de 3.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
  • Su proyección se da en un contexto global de desaceleración. Hay indicadores en EE. UU. que manifiestan un crecimiento bajo y esto refleja la dependencia de Guatemala de su principal socio. “Las remesas ya están mostrando un dinamismo más bajo e incide en el consumo”.
  • Agregó que el primer año de un gobierno tiende a ser un periodo de menor dinamismo. Además, las incertidumbres políticas actuales afectan a la inversión privada (nacional o extranjera) y a la economía en su conjunto.
  • Aclaró que, con todo, la perspectiva es positiva y sólida. Los factores mencionados tampoco evidencian riesgo de recesión o algo similar.

En el radar. Se prevé que todas las actividades registren un comportamiento positivo. Sin embargo, a diferencia del año pasado, sectores como construcción, actividades financieras y de seguros, también de alojamiento y de servicio de comida, crecerán menos.

  • Los sectores con mayor contribución a la expansión del PIB serán: comercio y reparación de vehículos, industrias manufactureras, actividades financieras y de seguros, así como actividades inmobiliarias.
  • Le siguen: agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; actividades de alojamiento y de servicio de comidas; información y comunicaciones, y otras actividades de servicios. Los sectores arriba mencionados representarían casi el 70% de la tasa proyectada.
  • Se pronostica que las exportaciones de bienes y servicios, en términos reales, expandirán 4.2%, mientras que las importaciones lo harán un 4.

Lo indispensable. La evaluación resalta que el manejo prudente de la política monetaria y cambiaria, respaldado por la política fiscal, contribuye a la estabilidad de los principales índices. Estos son inflación, tipo de cambio nominal y tasas de interés.

  • La Tasa de Interés Líder de Interés de Política Monetaria se mantiene en 5%. El tipo de cambio sigue estable.
  • Las Reservas Monetarias Internacionales a noviembre de 2023 alcanzaron US$21,038M, equivalente a 8.4 meses de importaciones. Este año se acumularían US$500M más.
  • Se pronostica un incremento del 9.5% de las remesas, equivalente a US$21,939M.

Ecos regionales. El FMI prevé una evolución de la actividad económica mundial de 3% en el año pasado y de 2.9 en el actual. El Fondo considera sus proyecciones sujetas a condiciones financieras más restringidas, posiciones fiscales más débiles y riesgos geopolíticos.

  • En EE. UU. estima que el crecimiento económico sería de 2.1% y de 1.5, respectivamente. En la eurozona el 0.7 y 1.2. En Centroamérica, 3.4 y 3.1.
  • La CEPAL pronostica que en América Latina y el Caribe será de 2.2 y 1.9. Se aprecia una desaceleración respecto a 2022.
  • Todo indica que se prolongará la dinámica de bajo desempeño: 1.4 en América del Sur y 2.7 en Centroamérica y México.

En balance. Para fortalecer e impulsar el desarrollo a largo plazo es necesario, en palabras del presidente del BANGUAT, incrementar el nivel agregado de productividad. Es importante aumentar la inversión en capital físico, muy especialmente en infraestructura.

  • Se requiere reducir la informalidad laboral, mejorar la competitividad y el clima de inversión, elevar el gasto en educación, salud y seguridad. De igual manera, es imprescindible reforzar la gestión de gobierno y profundizar la integración.
  • Para salir de la trampa de bajo crecimiento, el secretario ejecutivo de CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, aconseja “escalar las políticas de desarrollo productivo con una mirada a los sectores estratégicos dinamizadores”.
  • El funcionario subraya asimismo la necesidad de “impulsar políticas para promover la inversión pública y privada, y adecuar el marco de financiamiento para potenciar la movilización de recursos”.

Perspectivas macro: Guatemala retoma su ritmo

Arte: Gabo@
Geldi Muñoz
09 de enero, 2024

Es noticia. Para 2024, se prevé que la actividad económica registre un crecimiento entre 2.5 y 4.5% (valor central 3.5). Según el presidente del BANGUAT, Álvaro González Ricci, “crecería a un ritmo equivalente a su tasa potencial, lo cual demuestra la resiliencia de la economía nacional”.

  • El pronóstico estaría apoyado en el comportamiento favorable de la demanda interna. Agregó que “esta se deriva del incremento esperado en empleo, salarios, remesas familiares, crédito bancario al sector privado, inversión en construcción y estabilidad de precios”.
  • Lo mismo ocurre con la mejora de la confianza económica, a medida que se disipa la incertidumbre política. Se prevé también un impulso positivo por la recuperación de la demanda externa de los principales socios comerciales, particularmente EE. UU.
  • En el nivel de precios, se anticipa que la inflación permanecerá dentro del rango meta a lo largo del año, situándose en 4% a finales del mismo. Es decir, en el valor establecido por la Junta Monetaria (4.0% +/- 1 punto porcentual).

Qué destacar. El BANGUAT estimó que la economía cerraría 2023 con un 3.5% de aumento del PIB. Esta cifra queda lejos del 8 de la recuperación de la pospandemia (2021) y más cercana al 4.1 de 2022.

  • Se retornó al ritmo de largo plazo, pese al complejo entorno internacional y la incertidumbre política interna. Al mismo tiempo, se conservó el impulso ante la resiliencia frente a choques externos e internos.
  • Estos datos se recogen en la “Evaluación de la política monetaria, cambiaria y crediticia, a noviembre de 2023, y Perspectivas Económicas para 2024” de la mencionada entidad.
  • El documento destaca que en el año pasado la formación bruta de capital fijo crecería por la construcción de edificaciones de uso residencial y no residencial. Hubo un mayor número de licencias autorizadas.

Voces. Ricardo Rodríguez, analista económico senior del CABI, consideró una expectativa más baja que el 3.5% del FMI, pero dentro del rango planteado por el Banco Central. Confía en que la economía crezca cerca de 3.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
  • Su proyección se da en un contexto global de desaceleración. Hay indicadores en EE. UU. que manifiestan un crecimiento bajo y esto refleja la dependencia de Guatemala de su principal socio. “Las remesas ya están mostrando un dinamismo más bajo e incide en el consumo”.
  • Agregó que el primer año de un gobierno tiende a ser un periodo de menor dinamismo. Además, las incertidumbres políticas actuales afectan a la inversión privada (nacional o extranjera) y a la economía en su conjunto.
  • Aclaró que, con todo, la perspectiva es positiva y sólida. Los factores mencionados tampoco evidencian riesgo de recesión o algo similar.

En el radar. Se prevé que todas las actividades registren un comportamiento positivo. Sin embargo, a diferencia del año pasado, sectores como construcción, actividades financieras y de seguros, también de alojamiento y de servicio de comida, crecerán menos.

  • Los sectores con mayor contribución a la expansión del PIB serán: comercio y reparación de vehículos, industrias manufactureras, actividades financieras y de seguros, así como actividades inmobiliarias.
  • Le siguen: agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; actividades de alojamiento y de servicio de comidas; información y comunicaciones, y otras actividades de servicios. Los sectores arriba mencionados representarían casi el 70% de la tasa proyectada.
  • Se pronostica que las exportaciones de bienes y servicios, en términos reales, expandirán 4.2%, mientras que las importaciones lo harán un 4.

Lo indispensable. La evaluación resalta que el manejo prudente de la política monetaria y cambiaria, respaldado por la política fiscal, contribuye a la estabilidad de los principales índices. Estos son inflación, tipo de cambio nominal y tasas de interés.

  • La Tasa de Interés Líder de Interés de Política Monetaria se mantiene en 5%. El tipo de cambio sigue estable.
  • Las Reservas Monetarias Internacionales a noviembre de 2023 alcanzaron US$21,038M, equivalente a 8.4 meses de importaciones. Este año se acumularían US$500M más.
  • Se pronostica un incremento del 9.5% de las remesas, equivalente a US$21,939M.

Ecos regionales. El FMI prevé una evolución de la actividad económica mundial de 3% en el año pasado y de 2.9 en el actual. El Fondo considera sus proyecciones sujetas a condiciones financieras más restringidas, posiciones fiscales más débiles y riesgos geopolíticos.

  • En EE. UU. estima que el crecimiento económico sería de 2.1% y de 1.5, respectivamente. En la eurozona el 0.7 y 1.2. En Centroamérica, 3.4 y 3.1.
  • La CEPAL pronostica que en América Latina y el Caribe será de 2.2 y 1.9. Se aprecia una desaceleración respecto a 2022.
  • Todo indica que se prolongará la dinámica de bajo desempeño: 1.4 en América del Sur y 2.7 en Centroamérica y México.

En balance. Para fortalecer e impulsar el desarrollo a largo plazo es necesario, en palabras del presidente del BANGUAT, incrementar el nivel agregado de productividad. Es importante aumentar la inversión en capital físico, muy especialmente en infraestructura.

  • Se requiere reducir la informalidad laboral, mejorar la competitividad y el clima de inversión, elevar el gasto en educación, salud y seguridad. De igual manera, es imprescindible reforzar la gestión de gobierno y profundizar la integración.
  • Para salir de la trampa de bajo crecimiento, el secretario ejecutivo de CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, aconseja “escalar las políticas de desarrollo productivo con una mirada a los sectores estratégicos dinamizadores”.
  • El funcionario subraya asimismo la necesidad de “impulsar políticas para promover la inversión pública y privada, y adecuar el marco de financiamiento para potenciar la movilización de recursos”.