Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Daniel Ortega insiste en no aceptar elecciones anticipadas

Paola Pinzón
31 de julio, 2018

Este lunes el presidente de Nicaragua Daniel Ortega, habló con el analista de CNN, Andres Oppenheimer, para una entrevista “Cara a Cara.” Conoce aquí las declaraciones más sorprendentes del presidente nicaragüense

Ortega desmiente cifra de fallecidos

Oppenheimer comienza la entrevista preguntándole a Ortega acerca del futuro. “¿Por qué no continuar con el diálogo? ¿por qué no hacer elecciones anticipadas?”

“Antes que nada, para cerrar el capitulo de los fallecidos, de las violaciones a los derechos humanos…invito a las organizaciones de derechos humanos a que hagan un trabajo serio… no pueden estar adelantando trabajos”, responde Ortega.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

“Cualquier persona puede ir a Google y verlos”, responde Oppenheimer refiriéndose al reporte reciente de la Asociación Nicargüense Pro Derechos Humano (ANPDH) que informó que en 100 días de resistencia van 448 muertos. 

“Eso no es cierto”, dice Ortega “ellos no tienen la información certificada. Yo lo que digo es depuren, certifiquen y verifiquen…nosotros estamos dispuestos con los autoridades a trabajar para que quede claro lo que ha pasado en este momento”.


Según Ortega la cifra oficial es de 195 fallecidos. 

Ortega: “Aquí han inventado cantidad de muertos, incluso han salido con las fotos de muertos a desfilar y resulta que el muerto no estaba en nicaragua o el muerto estaba aquí en nicaragua y aparece vivo”.

En cuanto a los paramilitares

Ortega negó que grupos paramilitares hayan atacado a los manifestantes.”No son paramilitares. Lo que han hecho es organizarse para defenderse. Para que no le tomen la vivienda, para proteger la vida”, dijo el mandatario.

Además acusó a las agencias norteamericanas de haber organizado las protestas “por medio de las redes”.

Según él, al igual que lo ha dicho su aliado Nicolás Maduro, “siempre hemos estado en la mira de la política norteamericana”.

Ortega dice que el país se está recuperando

En cuanto a la situación económica que vive el país, Oppenheimer le dice a Ortega: “hablemos del futuro: el país está paralizado, hay un diálogo mediado por la conferencia episcopal, la mayoría de la oposición quiere elecciones anticipadas, ¿por qué no aceptar elecciones anticipadas?”.

El presidente responde que “hasta hace 15 días el país estaba paralizado”, pero que 15 días para acá, el país se ha venido recuperando.”

Esto sorprende tanto a su entrevistador como a la audiencia que hace tan solo una semana leía el reporte de la ANPDH en el que se informaba que en los últimos 15 días la cantidad de muertos había incrementado en 97.

“¿No es usted un poco optimista presidente?”, le dice Oppenheimer, quien agrega que no hay que ser un economista para darse cuenta de lo que vive el país: “yo llegué anoche y todo esta vacío”.

Ortega le responde que sin lugar a duda el turismo ha sido afectado, pero la actividad nacional económica no.

Según Ortega las elecciones anticipadas “no tienen sentido”

“No tiene sentido elecciones anticipadas, yo he participado en muchos procesos de paz y en ningún momento se planteó que hubieran elecciones anticipadas”.

“¿Entonces en otras palabras no ofrece nada?, ¿aceptaría un referéndum que le pregunte a la gente si quieren o no elecciones anticipadas?”

Ortega le dice que el problema es que aunque le pregunten a las personas si quieren elecciones anticipadas o no, si el voto llega a ser “no”, la gente diría que hubo fraude. Oppenheimer sugiere un referéndum regulado por la OEA y otras organizaciones internacionales para asegurar que no haya fraude.

Ortega no responde a la sugerencia del periodista y menciona otras instancias de crítica al sistema electoral del país, al igual que las intervenciones de EEUU en Nicaragua.

Oppenheimer: “no quiero perder más tiempo en la historia”

“¿Qué tiene que ver EEUU con Nicaragua?”, le dice Ortega a Oppenheimer en referencia a las declaraciones de la Casa Blanca el lunes 30 de julio, quien le pregunta al mandatario si su aliado Hugo Chávez no hizo lo mismo en su momento.

“Chávez no tomo ningún gobierno, Chávez lo que hizo fue llevar cooperación a los países mas empobrecidos de Latinoamérica”, aseguró el Presidente nicaragüense.

A lo que Oppenheimer le responde:

“no quiero perder más tiempo en la historia…quiero hablar del futuro porque [TODOS] los nicaragüenses están pasando un pésimo momento…pero ¿cómo se sale de esto? usted no quiere elecciones anticipadas”

Ortega vuelve a repetir que las elecciones anticipadas no tienen sentido. Entonces ¿qué se puede hacer?, “diálogo”, dice Ortega.

No le molesta que le digan dictador

No le molesta que lo llamen dictador, asegura Ortega quien le dice a Oppenheimer que está acostumbrando a “que le digan de todo…”en la época de Somoza me decían terrorista”.

Según Ortega, “los seres humanos tenemos expresiones de las más violentas a las más nobles…he aprendido a no molestarme cuando escucho ataques, mentiras, o campañas de mentiras”.

A esto último Oppenheimer le pregunta si él no ha hecho lo mismo, y señala los canales oficiales del país, que en medio de la crisis, muestran cantos como “Daniel Daniel, el pueblo esta con él.” Ortega desmiente el alcance y la influencia de los canales del gobierno.

Oppenheimer: “¿hay alguna señal de esperanza?”

Para concluir la entrevista, Oppenheimer le pregunta a Ortega si “¿hay alguna señal de esperanza, de salida, qué no sea como usted quisiera [de no hacer nada] y esperar a las elecciones hasta el 2021? ¿qué esperanza le puede dar usted a los opositores que están viendo esto?”.

“Decirles que aquí el principal aporte que tenemos que darle todos a Nicaragua es la paz”, le dice Ortega al entrevistador y agrega que “la paz del país se ha visto sacudida y golpeada”, sugiere entonces que la salida sea “uniendo un esfuerzo por la paz”.

Esta respuesta no conforma a su entrevistador, quien le pregunta si al no ofrecerle nada a la oposición, no cree que esta empujando a la oposición “a hacer lo que no quiere” tomar armas y crear condiciones para una guerra civil.

“Yo no creo que aquí se va a producir una guerra civil”, dice Ortega, quien concluye que tras 90 días de sufrimiento, “el pueblo está respirando de nuevo.”

¿Su sugerencia?, retomar el diálogo, pero no transmitiendo en vivo como lo quiere la derecha, dice Ortega, no como si fuera un “reality show.”


  • te puede interesar: