Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Confirman fecha para habilitar Tren Maya en México y agilizan trabajos 

Las supervisiones para verificar los avances del proyecto se hacen cada 15 días, indicaron los representantes de Sedena.

Trabajadores laboran en la construcción del tramo cuatro del Tren Maya, el 26 de febrero de 2023, en el libramiento Playa del Carmen, Quintana Roo (México). EFE/Alonso Cupul
Agencia EFE
17 de abril, 2023

Los trabajos para poner en marcha el Tren Maya se aceleran para que el 1 de diciembre de 2023 se habilite todo el circuito programado. Incluso las visitas de supervisión que realiza mensualmente ahora se hacen cada 15 días, indicaron los representantes de Sedena. 

“La fecha de inicio del primero de diciembre de 2023 comprende todo el circuito del Tren Maya, esperemos tener ya la certeza de informarle a todo el público en su momento cuáles van a ser todos los tramos que se habrán concluido para esa fecha”, aseguró Óscar Lozano Águila, director de la empresa de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), durante una entrevista con EFE.

En los últimos meses, los trabajos de una de las obras más representativas de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador se han acelerado en Quintana Roo y Yucatán, e incluso las visitas de supervisión que realizaba el mandatario mensualmente ahora se hacen cada 15 días.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Apenas hace unos días, el paso de una de las locomotoras que se utilizan para transportar balasto y material de construcción por el sur de Quintana Roo y en la zona maya causó mucha expectación en poblaciones rurales.

Detalles de las estaciones 

Atrás del Aeropuerto Internacional de Cancún se construye una de las estaciones más grandes de todo el proyecto, las obras están en marcha las 24 horas del día y no se detienen ni en días festivos porque tiene que estar lista para principios de julio, ya que será aquí donde se presente el primero de los trenes que se construyen en Ciudad Sahagún.

Recientemente, la gobernadora de Quintana Roo, Mara Lezama Espinoza, anunció en sus redes sociales la llegada de las primeras máquinas para julio próximo, las cuales servirán para hacer las primeras pruebas de rodamiento en las vías.

De acuerdo con el Fondo Nacional de Turismo (Fonatur), el tramo 4 que abarca de Izamal a Cancún tiene ya 200 kilómetros de vía terminada en ambos sentidos.

La vía del tren corre paralela a la autopista de cuota Cancún–Mérida, la cual entró a un proceso de modernización en el que se incluye la construcción de tres distribuidores viales para conectar con la población de Pisté, donde se encuentra la zona arqueológica de Chichén Itzá, en Valladolid y en El Tintal, el cual conecta con accesos a Holbox y a Playa del Carmen, ambos destinos turísticos de playa.

Cuando se anunció el proyecto que abarca los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, donde se planea construir una ruta de 1.554 kilómetros de vía férrea, se manejó una inversión de 120.000 millones de pesos (unos 6.315 millones de dólares), pero esa cifra prácticamente se triplicó en los últimos años.

Cambios constantes 

Inicialmente se proyectó el trazo de las vías del Tren Maya entre Cancún y Chetumal sobre la carretera federal, incluso se hicieron las primeras obras para construir lo que sería la estación de Playa del Carmen y se retiraron más de 20.000 árboles, pero luego de numerosas protestas del sector turístico y empresarial el Gobierno mexicano anunció el cambio de ruta.

Los nuevos planes provocaron reacciones inmediatas de grupos ecologistas que denunciaron la falta de estudios ambientales para llevar a cabo la obra, quienes además de iniciar una batalla legal en instancias nacionales e internacionales, mantienen una estrecha vigilancia para documentar las afectaciones al medio ambiente.

Apenas en febrero pasado, en una de las conferencias del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el Palacio Nacional, Javier May, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), a cargo de la obra, habló de un nuevo diseño del tramo 5.

En este trazado se proyectó que, 42 kilómetros de los 67 que hay entre Playa del Carmen y Tulum, sean elevados para proteger el suelo kárstico, cenotes, cavernas, y ríos subterráneos de la zona.

El Tren Maya es uno de los megaproyectos del presidente López Obrador, con el que busca potenciar el desarrollo en el sureste mexicano, mientras que organizaciones nacionales e internacionales han manifestado su preocupación por el posible impacto negativo a los derechos humanos de los pueblos indígenas mexicanos y en el medioambiente de la zona.