Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Nayib Bukele pactó con las pandillas en El Salvador

Ilustración por Gabo®
Rafael Párraga
22 de noviembre, 2023

El Departamento de Justicia de EE. UU. (DOJ, por sus siglas en inglés) confirmó, el pasado 15 de noviembre, la relación entre el presidente Nayib Bukele y los cabecillas de las principales pandillas salvadoreñas.  

 
 

Panorama general. En un comunicado emitido en su cuenta de X, el DOJ confirmó la captura y extradición de Élmer Canales Rivera (alias El Crook de Hollywood), cabecilla y fundador del grupo terrorista Mara Salvatrucha (MS-13). El Crook fue detenido en México y extraditado posteriormente a EE. UU., tras haber sido liberado en 2021 por el gobierno de Bukele como producto de su pacto con las pandillas.  

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA

 
 

  • El Crook es miembro fundador de los “Doce Apóstoles del Diablo” —conocido como Ranfla Nacional—, el grupo que fundó la MS-13 en Los Ángeles.  
     
     

  • Canales Rivera guardaba prisión en El Salvador desde el 2000 y tenía una condena de 40 años desde 2020 por el homicidio de dos personas. 
     
     

  • Tras su liberación, vivió un tiempo en un apartamento de lujo en San Salvador, trasladado posteriormente –con asistencia del gobierno de Bukele– a Guatemala, con destino final en México, dónde fue capturado el pasado 8 de noviembre.  

 
 

Hemeroteca. En enero de 2022, la Corte Suprema de Justicia de El Salvador confirmó la recepción de una nota diplomática de la embajada estadounidense, dónde se establecía que el gobierno de El Salvador liberó al pandillero aun sabiendo de la solicitud de extradición y de una alerta roja en INTERPOL contra alias El Crook.  

 

 

  • EE. UU. solicitó su extradición en julio de 2021, cuatro meses antes de que el gobierno le dejara libre.  

 
 

Entre líneas. Bukele, siendo alcalde del municipio de Nuevo Cuscatlán bajo la bandera del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) consintió los pactos con pandillas desde el 2012, cuando el gobierno de Mauricio Funes y el FMLN pactaron privilegios carcelarios para las pandillas a cambio de la reducción de homicidios en el país.  

 
 

  • En 2014, el FMLN ofreció dinero y más privilegios carcelarios a cambio de intimidación a votantes de oposición y votos de las pandillas para Salvador Sánchez Cerén, quien ganó las elecciones por solo 6 mil 364 votos. 
     
     

  • Bukele replicó el pacto en 2015, cuando corrió para la alcaldía de San Salvador, además de darles a pandilleros puestos de negocios en el mercado capitalino, a cambio de permitirle ejecutar proyectos en zonas controladas por las maras, como el reordenamiento del Centro Histórico y el Mercado Cuscatlán. 
     
     

  • Como presidente, Bukele pactó una reducción de violencia con las pandillas —obteniendo números históricamente bajos en la tasa de homicidios— a cambio de más privilegios para líderes pandilleros y traslados de cárceles de alta seguridad a centros penitenciarios normales. 

 
 

Por qué importa. Bukele negoció, desde 2019 hasta 2022, con las pandillas a través del viceministro de Seguridad y Justicia y director general de Centros Penales, Osiris Luna, y Carlos Marroquín, director de la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social. El pacto se conoció por investigaciones que la Fiscalía General de la República (FGR) realizaba sobre la tregua entre las pandillas y el presidente Funes. En sus hallazgos hay imágenes, videos y transcripciones de las negociaciones entre funcionarios del gobierno y las cúpulas nacionales de las tres pandillas principales: MS-13, Barrio 18-Sureños y Barrio 18-Revolucionarios. 

 
 

  • En mayo de 2021, por órdenes del presidente, los diputados oficialistas destituyeron ilegalmente al fiscal general Raúl Melara y nombraron a un fiscal afín a Bukele. El nuevo fiscal, Rodolfo Delgado, sepultó las investigaciones y desmanteló la unidad a cargo de estas: el Grupo Especial Antimafia. 
     
     

  • La relación con Bukele se rompió el fin de semana del 25 al 27 de marzo de 2022, dónde 87 salvadoreños fueron asesinados a manos de las pandillas. Solo el sábado 26 hubo 62 homicidios, el día más violento del siglo en El Salvador. 
     
     

  • El detonante fue que miembros de la policía detuvieron un vehículo del gobierno dónde viajaban líderes de la MS-13, que fueron posteriormente capturados. Al no cumplirse el ultimátum de la pandilla de 72 horas para liberarlos, el diálogo de más de tres años cesó y 87 salvadoreños fueron asesinados.  

 
 

Sí, pero. A partir de la ruptura del diálogo, Bukele ordenó al legislativo decretar un Estado de Excepción que sigue vigente a la fecha. El sindicato de trabajadores de la policía ha denunciado que los capturados durante el régimen de excepción son principalmente miembros de los mandos medios y bajos de las pandillas, no los cabecillas.  

 
 

  • La liberación de El Crook a manos del gobierno, a pesar de una sentencia vigente de 39 años faltantes y la solicitud de extradición de EE. UU., evidencia la confabulación entre los altos mandos de las pandillas y el gobierno de Bukele.  
     
     

  • La eficacia de la mano dura de Bukele a largo plazo sigue siendo una gran incógnita de su gestión, sin embargo, su buena relación con estos grupos delictivos evidencia una doble estrategia de su parte, con miras a su inconstitucional reelección

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA