Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Futuro

Es por esto y porque al final Dios nos permita la humildad de entender y poder ver que al final, si todos vamos hacia ese futuro que soñmos…

.
Juan Francisco Callejas |
24 de enero, 2024
El contenido en la sección de Opinión es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la postura o la línea editorial de República.

 

El futuro es una inexorable ruta hacia la cual la humanidad siempre camina y hasta ahora por supuesto, este futuro no depende de nada, ni de nadie, sino solamente de quien podamos creer que Dios nuestro creador, soberano y Señor de nuestras vidas es quien en su infinita omnipresencia y omnisciencia ejerciendo su soberanía, ha asignado al ser humano la tarea de hacer que su creación, el ser humano en forma de hombre y mujer, fructifique, ordenarlesmultiplicarse y aprender a ejercer mayordomía, gobernar,sobre la misma.

Desde esta forma de ver el mundo, resulta complejo para un Estado que más que laico se pretende secular, poder avanzar en una agenda de futuro en la que las múltiples y máximas potencialidades del ser humano en Guatemala se puedan potenciar, sobre todo para iniciar la tarea básica de terminar con la corrupción y la impunidad, donde urge el desarrollo de las llamadas competencias blandas expresadas en términos de normas de vida personales y familiares que dignifican al ser humano proporcionan marcos jurídicos que den referencia hoy, al necesario Estado de Derecho en el que nos rijamos todos por normas y principios previamente acordados y no por caprichos, antojos y desmanes de algunos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Dios, el soberano, ha repartido su genialidad creadora de imagen y semejanza, entre miles de seres humanos que a través de la historia han contribuido a las transformaciones que hemos tenido como humanidad. Esto ha servido para que nosotras las personas, vayamos descubriendo y encontrando las herramientas duras y blandas que nos han permitido pasar de lo nómada, rustico y campesinos originales a las sociedades post modernas, en las que seguimos caminando a ese futuro que por supuesto desconocemos, aunque algunos podríamos atisbar en algunos ámbitos y circunstancias. La historia, así lo ha demostrado.

Es interesante examinar a la luz de algunas reflexiones queestudiosos de la humanidad hacen, tal el caso de un pensador moderno muy influyente como Steven Covey en la segunda parte del Siglo pasado, quien cita en algunos materiales de sus investigaciones, algunos ejemplos que bien pueden ayudarnos a comprender el punto. Por ejemplo, en algún momento el entonces Presidente del Michigan Saving Banck en 1903, se refirio al automovil de esta manera: “El caballo llegó para quedarse, el automovil es solamente una novedad”.

En relaciòn a la televición, Darryl F Zanuck, Presidente de 20Th. Century Fox afirmo esto: “ La televisión no podra cautivar ningun mercado mas alla de 6 meses. La gente pronto se cansarà de estar mirando una caja de mdera todas las noches.”

Preguntémonos cómo sería hoy nuestro mundo si se le hubiera hecho caso al memorando de la Western Unión del siglo XIX que decía: "El teléfono tiene demasiadas deficiencias como para que se considere seriamente un medio de comunicación". 

Kennety Olsen, fundador de Digital Equipment Corporation dijo en 1977: “NO hay ninguna razón para que la gente tenga una computadora en casa”

“En retrospectiva, nos señala Covey, estos enunciados son irrisorios pero fueron dichos por personas muy inteligentes. ¿Por qué estos enunciados fueron de tan corto alcance y la respuesta es porque estas personas estaban mirando a través de las lentes de sus propias experiencias y percepciones. El problema es que pensamos que vemos el mundo como es cuando de hecho vemos el mundo como nosotros somos.

Pero saltemos al mundo de las ideas o de las artes, o de la política. Miles de personas en el llamado mundo occidental, abrazamos la idea de la democracia, misma que evoluciono hacia la democracia republicana y hemos llegado a aterrizar a la democracia republicana y constitucional. Una forma en la que aun no hemos aprendido a gobernarnos.

200 años después de la independencia

En Guatemala, después de 200 años de vida independiente, como nación que aspira a vivir su soberania y mas aun en los ahora 38 años de iniciar en 1986 la idea de tener una nación democratica, republicana y constitucional, ya la vida nos ha empezado a mostrar que es una ralidad el pensamiento de San Agustin de Hipona: “Sin la justicia,  ¿qué serían en realidad los reinos sino bandas de ladrones?, ¿y qué son las bandas de ladrones si no pequeños reinos?.

Es por esto y porque al final Dios nos permita la humildad de entender y poder ver que al final, si todos vamos hacia ese futuro que soñmos, somos cada uno y todos los que hemos de aportar nuestra parte, desde la no menos simple tarea de ser padres y madres responsables para crear y desarrollar familias responsables que concevimos instituciones de valor en todo el proceso intermedio de la vida social, productiva y política en nuestra Guatemala, o simplemente nos tocaré seguir viviendo con bandas de ladrones y sumele usted ignorantes, como gobernantes. 

Exijamos de las nuevas autoridades lo que la ley establece como minimo, porque si aceptaron ser Ministros, Secretarios, Directores, Presidentes, Alcaldes y Magitrados y Jueces, ademàs de ser un honor, deberia tener un claro enfoque a esa búsqueda de futuro en el que el bien comun prevalezca.

Permitame terminar este articulo con una exhortativa de unas ideas a las que he llegado a una profunda convicciòn. Creamos en Dios y creamos a sus preceptos. Creer en Dios nos permite pensar y actuar diferente, y nos la oportunidad de construir otros caminos para descubrir nuevos destinos.

Vivimos en un tiempo complejo en el que ni siquiera los grandes avances de la ciencia y de la tecnología pueden darnos las respuestas que buscamos. En estos tiempos, Dios nos invita a planificar situaciones nuevas en el presente para llegar a futuros que, además de deseables, estén de acuerdo a Su voluntad.

La Biblia nos anima, diciéndonos: "Y no adopten las costumbres de este mundo, sino transfórmense por medio de la renovación de su mente, para que comprueben cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecto" (Romanos 12:2).

 

El autor de esta columna es Juan Francisco Callejas.