18° GUATEMALA
17/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Opinión
Opinión
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Dólar fuerte alimenta retroceso en los mercados de materias primas

Los precios de las materias primas como el petróleo, el café y el cobre se han reducido

30 de julio, 2022
Imagen con fines ilustrativos

La corrida alcista en los precios de las materias primas está encontrando una fuerte resistencia por parte de un dólar estadounidense en alza.

Los precios del petróleo, los metales y los productos agrícolas se han desplomado desde principios de junio después de dispararse tras la invasión rusa de Ucrania. En parte, la caída reciente refleja los temores de los inversionistas de que una recesión que destruya la demanda esté a la vuelta de la esquina. Pero también se debe a que la mayoría de las materias primas tienen un precio en dólares. Eso significa que un dólar en alza los hace más caros para los compradores de todo el mundo y reduce la demanda.

Impulsado por los aumentos de las tasas de interés de la Reserva Federal y las preocupaciones sobre la economía mundial, el dólar subió a su nivel más alto desde 2002, según el índice del dólar WSJ, que mide el dólar frente a una canasta de monedas. Pocos esperan que la Reserva Federal de marcha atrás en su campaña de subidas de tipos hasta el próximo año.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

“Si el petróleo es caro en términos de dólares y el dólar se fortalece, entonces se vuelve aún más caro [para los tenedores de otras monedas]”, dijo Giovanni Staunovo, analista de UBS Global Wealth Management.

Si la dinámica se mantiene y los precios de las materias primas siguen bajo presión, eso podría ayudar a controlar la inflación y evitar que la Fed tenga que aumentar las tasas de interés tan rápido y tan lejos que la economía de EE. UU. se incline hacia una recesión.

Los consumidores ya están sintiendo algo de alivio. La venta masiva de materias primas está haciendo bajar los precios de la gasolina en las estaciones y algunos inversores esperan que la inflación de los precios al consumidor en EE. UU. alcance su punto máximo en junio.

Los datos sobre el uso de automóviles y el tráfico aéreo dan pocas indicaciones de que la demanda de combustible se esté viendo afectada en los principales importadores como China e India, dijo Damien Courvalin, jefe de investigación de energía de Goldman Sachs Group. Pero eso seguramente cambiará a medida que los precios más altos afecten a los consumidores, dijo.

El banco estima que la fortaleza del dólar ha impulsado los precios minoristas del combustible en países como India en el equivalente a 10 dólares el barril. La escasez de capacidad de refinación está agregando $ 15 adicionales por barril, dice Goldman.

La Agencia Internacional de Energía dijo este mes que la fortaleza del dólar, combinada con los precios récord de los combustibles refinados, probablemente pesará sobre la demanda de petróleo en los mercados emergentes. Cuando el precio del crudo Brent alcanzó su punto máximo a principios de junio, subió un 59% en dólares. Pero aumentaron dos tercios en términos del yuan chino y un 85% en yenes japoneses.

Un dólar más fuerte no solo aumenta el costo de comprar materias primas fuera de los EE. UU. También es probable que aliente a los productores de materias primas no estadounidenses a vender inventarios, ya que sus ganancias valen más cuando se convierten en monedas nacionales. En una señal de esto, la oferta de café ha aumentado en Camerún.

El dólar desenfrenado está dificultando que algunos países puedan pagar las importaciones. Por ejemplo, en Argentina, la escasez de la moneda estadounidense ha llevado a que el gobierno emita menos licencias de importación de café, dijo Carlos Mera, analista de Rabobank. “Hay temor de escasez de café” en el país, agregó.

 

Los mercados de materias primas y de divisas tienen una relación compleja. Históricamente, los precios de las materias primas se han correlacionado negativamente con la moneda estadounidense, lo que significa que han zigzagueado como lo ha hecho el dólar.

Eso no es solo porque un dólar más fuerte reduce la demanda. En el caso del cobre y los granos, la mano de obra y otros insumos se pagan principalmente en moneda local. Los costos de producción, por lo tanto, disminuyen cuando se debilitan monedas como el peso chileno o el dólar canadiense.

Para el petróleo, el panorama se ha vuelto más complicado en los últimos años después de que la revolución del esquisto convirtió a EE. UU. en un importante exportador de energía y a medida que los países productores de petróleo en el Medio Oriente comenzaron a invertir más de sus petrodólares en activos estadounidenses. El año pasado, la recuperación de la economía mundial de las restricciones pandémicas hizo subir los precios del petróleo justo cuando el dólar despegaba.

La relación negativa entre los precios del petróleo y el dólar se ha reafirmado desde junio. El crudo Brent ha caído un 14% desde su máximo del 8 de junio a unos 106 dólares el barril. En ese tiempo, el índice del dólar WSJ ha sumado un 3,8%.

Al mismo tiempo, los temores de una recesión empujaron a los inversores a deshacer sus apuestas en materias primas, incluidos el petróleo y el cobre, dijo Caroline Bain, economista de materias primas de Capital Economics. Se habían acumulado en estas apuestas a principios de 2022 como protección contra la inflación, dijo.

Escriba a Joe Wallace a Joe.Wallace@wsj.com

Este artículo ha sido traducido del inglés por Noris Argotte Soto para República.

SÍGUENOS EN